6 mitos sobre la alimentación saludable que debes sacar de tu mente para poder cambiar

Sentirse frustrado durante un proceso de cambio de hábitos de alimentación es más común de lo que quizá puedes imaginas.

A muchas personas les sucede, incluso antes de haber empezado, porque han aprendido e interiorizado creencias que lamentablemente no son verdad.

Como nosotras no queremos que a ti te suceda lo mismo, vamos a mostrarte los principales mitos que hay en torno a este tema y te explicaremos por qué no debes tomarlos en cuenta si de verdad deseas cambiar.

1. La alimentación saludable es excluyente:

No hay algo más falso que esta afirmación.

Los alimentos en su estado natural como frutas, verduras, cereales, granos, hierbas y tubérculos son los de más bajo costo, si los comparas con los procesados que encuentras en los supermercados los cuales, para más datos, pueden llegar a ser muy costosos y no le aportan nutrientes a tu organismo.

Hace falta educar e informar a la gente acerca de lo beneficioso que es para el cuerpo humano una alimentación básica y natural.

Aunque, también se debe derribar el gran obstáculo que significa la falta de interés en el tema alimenticio que tienen demasiadas personas en el mundo entero. 

2. Alimentarse saludablemente deja por fuera grupos de alimentos:

Cualquier tipo de alimentación balanceada y natural que consumas (a menos que tengas una condición específica) debería incluir todos los grupos de alimentos.

Tu éxito estará en saber cuáles son tus mejores opciones y de qué manera implementarlos en tu dieta.

3. La única proteína real es la animal.

Es otro de los mitos que se deben derribar.

Las proteínas de fuente vegetal son ideales para mantenerte sana, con fuerza y energía, si están bien balanceadas y las consumes en la cantidad indicada para tu cuerpo.

Apóyate en un profesional de la salud que pueda indicarte las porciones y alimentos a base de plantas adecuadas según tus condiciones físicas y de salud, para que no te falte la dosis diaria que necesita tu organismo para funcionar correctamente.

4. Las grasas son malas:

Es importante aprender cuáles son las grasas recomendables para la salud y cuáles son las que definitivamente debes eliminar de tu dieta.

Porque es una realidad, existen grasas buenas que te ayudan a tener un mayor control metabólico; por eso, debes incluirlas diariamente en tu alimentación.

5. Las frutas deben prohibirse:

Si bien existen personas con algunas condiciones de salud que deben eliminarlas por completo, la fruta en general es un alimento que por naturaleza está lleno de vitaminas y minerales.

Nuestra recomendación es que las comas en cantidades moderadas y preferiblemente enteras.

6. La alimentación sana es aburrida:

Lo aburrido no es la alimentación saludable sino la falta de creatividad. Aunque también existe la excusa que ponen algunas personas de que les falta tiempo. 

Siempre hay formas de aprender recetas divertidas, fáciles y rápidas que, si te atreves a probarlas, seguro te encantarán.

“Cambia de hábitos, cambia de vida”

Si quieres profundizar más en esta información, apúntate en nuestro curso online Come bien tan fácil como comes mal.   

Deja un comentario