¿De qué sirve tener todo el conocimiento sobre hábitos o alimentos si no sabes cómo interiorizarlos?

Cambiar un hábito nocivo es una meta que casi todos se han propuesto en algún momento de su vida.

Y usualmente, la mayoría no logra su objetivo al primer intento porque se han tenido que enfrentar a infinidad de obstáculos, excusas y razones para no seguir adelante.

¿Adivinas qué es lo primero que muchos hacen después de tener sus primeros fracasos? La respuesta acertada es investigar en Internet.

La red es la primera fuente de investigación, además del lugar por excelencia para vender soluciones para este tipo de problemas.

Pero debes tener cuidado porque el mercado digital está inundado de información incorrecta y ofrece un sin número de fórmulas que prometen milagros sin mucho esfuerzo. Eso hace muy difícil saber lo que realmente funciona o si estás enterrando tu tiempo y dinero.

Es indispensable conocer cuál es tu mejor opción, a quien oír y qué consejos seguir, haciendo un análisis previo sobre lo que quieres lograr y qué estás dispuesta a hacer para conseguirlo.

Lo bueno del comercio digital es que hay opciones para todos y, específicamente en el “mercado de cambio de hábitos alimenticios”, existen muchísimos productos que ayudan a dar soluciones a problemas sencillos de manera rápida.

Navegando en Internet puedes encontrar ofertas como:

  • Planificadores diarios, semanales y mensuales de los menús.
  • Recetarios para diferentes tipos de dietas.
  • Aplicaciones para el celular con contadores de calorías, gramos y porcentajes por tipo de alimentos.
  • Alarmas que te recuerdan tomar la cuota de agua necesaria durante el día.

Todas son muy útiles y, en la mayoría de los casos, gratis o a precios bastante asequibles.

Pero, ninguna te dice cómo aplicarlos en tu vida y hacer que funcionen para siempre.  

¡Y ahí está el secreto para cambiar de hábitos!

Por eso, en Mishmash Ladies hemos querido ir más allá y enfocarnos en crear un método que ayude a las personas a cambiar sus hábitos alimenticios de forma permanente.

Queremos enseñarte cómo plantearte objetivos que permanezcan para siempre, en vez de unos a corto plazo cómo dejar atrás los regímenes restrictivos para bajar unos kilos e ir a la playa, hacer la dieta que está de moda en las redes o simplemente comprar productos porque son económicos y prometen soluciones milagrosas.

Piensa en lo siguiente:

  • ¿Qué solución a largo plazo te puede dar un planeador semanal, si no sabes cómo alimentarte?
  • ¿En qué puede cambiar tu vida comprar una aplicación que mide los vasos de agua que tomas, si no sabes qué beneficios te traerá ese hábito?
  • ¿Cómo un recetario te ayudaría a modificar un hábitos, si no conoces el valor de los alimentos, de dónde provienen y para qué sirven?
  • ¿Para qué es útil que un profesional de la salud te dé un modelo perfecto de alimentación, si no sabes por dónde empezar y cómo mantenerlo?

Cambiar de hábitos no se hace de un día para otro; exige esfuerzo y conocimiento de muchos temas.

Si realmente quieres darle un vuelco a tu vida, debes buscar soluciones reales que provengan de fuentes confiables donde te hablen personas que saben y tienen experiencia. Pero, aún más importante, que hayan estado en tu posición y lograron transformarse.

Mishmash Ladies es un proyecto que te ofrece todas esas herramientas y podemos enseñarte a implementar e interiorizar esos hábitos de alimentación que tanto te cuesta aplicar en tu vida.

¿Te animas a intentarlo?

Echa un vistazo a nuestro más reciente curso online: COME BIEN TAN FÁCIL COMO COMES MAL

Deja un comentario